10 Pensamientos de Charlie Munger

Todo el mundo parece conocer a Warren Buffett, pero poca gente presta atención a su mano derecha Charlie Munger.
En ocasiones Warren Buffett ha comentado la gran compenetración existente entre los dos inversores, y que uno sirve de apoyo al otro en los momentos difíciles. También ha valorado muy positivamente que sus caracteres y sus conocimientos sean complementarios, lo que les ha convertido en un tanden de inversores realmente excepcionales, aunque las mayores alabanzas siempre se las ha llevado Buffett, probablemente no sería el inversor que es hoy, si Charlie Munger no hubiera estado a su lado.
En todos los años que llevan juntos, Charlie Munger también ha tenido tiempo de reflexionar, y regalarnos con algunos consejos de inversión y personales, de los que rescato estos veinte para ti:Charlie Munger

Los mejores consejos de Charlie Munger

Muchas de las sentencias, que nos pueden ofrecer los mejores inversores de toda la historia, son simplemente consejos para invertir bien que nos los podría ofrecer cualquier persona sensata, incluso nosotros mismos si nos paramos a reflexionar durante un momento, seríamos capaces de obtener las mismas enseñanzas, pero el problema es que vivimos en un mundo tan acelerado, que necesitamos que alguien nos guíe. Estos son algunos de los mejores consejos de Charlie Munger:
1. La vida nos golpea de forma terrible e injusta. Debemos utilizar estos golpes de forma constructiva
La vida a veces nos golpea de forma injusta, golpes terribles de los que es difícil recuperarse. No importa, algunas personas conseguirán recuperarse y otras no.
Cada oportunidad perdida en la vida, es una oportunidad para aprender algo, y no debemos sumergirnos en la auto compasión. Es una magnífica idea utilizar de forma constructiva los golpes que nos da la vida.
2. Si Vd. es perezoso y poco fiable, no importa lo bueno que seas
Si eres poco fiable, no importa las virtudes que puedas acumular. Tal vez en ocasiones has podido escuchar que hace más el que quiere, que el que puede. Pues eso es lo que nos viene a decir Charlie Munger. El que quiere puede hacer lo que se proponga, pero el perezoso, aunque sea un virtuoso es probable que no acabe destacando en ningún aspecto de su vida.
3. Hay una gran cantidad de estupidez por parte de los principales grupos filantrópicos
Para Charlie, ni siquiera el Banco Mundial actúa con sensatez, tiene mayor confianza en las empresas que en los organismos públicos. Las empresas tienen que dar explicaciones sobre su gestión, y sobre su gobierno, mientras que los organismos públicos no tienen esta obligación, por tanto es fácil caer en la desidia.
4. No gastar de mas
Si gastas más de lo que ingresas estás en un problema. Mozart lo descubrió en sus propias carnes, a pesar de ser un gran compositor y ganar mucho dinero, la mayor parte del tiempo vivía de forma miserable.
5. Mantenlo simple
Una de las mejores maneras de evitar los problemas, es mantener las cosas sencillas. Cuando lo complicamos, y sólo unos pocos altos ejecutivos de un departamento pueden entenderlo, el sistema muy a menudo estará fuera de control.
6. Los activos requieren un mayor escrutinio que los pasivos
Los pasivos en la mayor parte de las ocasiones están bien, son los activos los que te tienen que preocupar.
7. Una solución para todos no funciona
No hay soluciones únicas. Cada cultura es diferente, la cultura de la Clínica Mayo, es diferente a la cultura de un estudio de cine en Hollywood. Cada empresa es diferente, y por lo tanto no todas las soluciones valen para todas las empresas.
8. Una gran inversión requiere una gran demora en la gratificación
Gratificación diferida. Mucha gente no puede soportar el tener que esperar, y por tanto sus resultados como inversores son realmente pobres. Si no has recibido el gen de la gratificación diferida, vas a tener que trabajar muy duro para poder superarlo.
9. Quiero ser rico para ser independiente
Al igual que Warren, tuve una pasión considerable por hacerme rico, no porque quisiera un Ferrari, quería desesperadamente mi independencia.
10. La escuela no es un requisito previo
A día de hoy no he tomado un curso de química, economía, psicología o negocio. Thomas Jefferson aprendió leyendo, y no estuvo escolarizado.
Se puede salir adelante a través de la disciplina, el conocimiento y el dominio de sí mismo.
¿Que te parece la forma de pensar de Charlie Munger?

Inversión en Forex

La inversión en Forex puede ser una buena idea, debido a la gran liquidez del mercado, y los bajos costes de entrada.
En contra hay motivos suficientes para tener cuidado al invertir en divisas, ya que es un mercado altamente apalancado, y puede ser difícil para el inversor particular, decidir cuando entrar y salir del mercado.
Los inversores de largo plazo, deberían evitar la inversión en divisas, no es un buen activo para invertir a 20 años, aunque la inversión en Forex si puede ser una buena idea para invertir a un plazo medio de tiempo, 1-2-3 años.
Es reconocido por todos los inversores, que la fortaleza de una divisa refleja la fortaleza de la economía subyacente. Todo lo demás es igual, una economía fuerte está reflejando que la economía del país al que representa está creciendo y se muestra fuerte.
Los inversores normales, tenemos una capacidad limitada de predecir la fuerza de una economía. Hay muchos factores que influyen en la economía de los países, y por correlación, con su divisa: inflación, tasas de interés, mercado laboral, la bolsa, la política monetaria, acontecimientos geopolíticos, etc.
Algunos de estos elementos, y su relación con la economía, son difíciles de analizar y comprender, y otros simplemente son impredecibles.
En un periodo medio de tiempo, que puede variar de unos meses a pocos años, podemos tener ciertas pistas de hacia donde se puede encaminar una economía, un periodo mayor es difícil de decidir y a más corto plazo, el juego se vuelve totalmente impredecible, y sujeto a movimientos puntuales, con una volatilidad que hace difícil de acertar. Las inversiones se tienen que sustentar siempre, en decisiones que pensemos sean suficientemente documentadas.
Cuando inviertes en divisas, no sólo estás haciendo un pronóstico sobre una economía, estás haciendo una apuesta doble. Si inviertes en EUR/USD, estás pensando que la economía europea puede ir mejor que la americana, ya que estás comprando euros, y vendiendo dólares.invertir en forex

Conceptos fundamentales que influyen en la inversión en Forex

Los temas clave para evaluar una economía, y decidir si invertir en su moneda, son similares a los que debes de tener en cuenta para invertir en una empresa:
Crecimiento. El crecimiento es el factor crítico de una economía, al igual que sucede en una empresa. Un crecimiento alto en una empresa, suele ir acompañado de altas valoraciones, lo mismo ocurre con una divisa cuando la economía está creciendo, el país atrae inversores de otras partes del mundo, y por tanto su moneda se fortalece frente a las otras monedas con las que se pueda cruzar.
Riesgo. El riesgo está asociado a volatilidad, pero también a rentabilidad. Cuando un valor bursátil, y no debemos olvidarnos que las monedas al final son activos financieros, igual que las acciones, tiene un riesgo potencial más alto, se espera un mayor rendimiento por la inversión.
Cuando un país tiene un riesgo bajo, su moneda fluctúa menos, y los inversores están dispuestos a pagar un precio menor por su moneda, ya que consideran que un riesgo bajo, está asociado a una baja rentabilidad.
Inflación. La inflación es uno de los dolores de cabeza de los bancos centrales, y siempre están intentando mantenerla bajo control. Una inflación alta habitualmente genera tasas de interés alto para controlarla, y en consecuencia un menor consumo, una inflación inusualmente baja, causa el mismo efecto, aunque puede beneficiar las exportaciones de las empresas radicadas en el país.
Lo importante es una inflación dentro de unos límites razonables, y bajo control, de manera que permita el crecimiento de la economía y aumente el consumo interno.
Economía diversificada. Una economía eminentemente industrial, puede encontrarse con ventajas respecto a otra dedicada a la agricultura, pero también puede tener problemas con las materias primas a niveles altos de precios. Lo ideal es que las divisas reflejen la situación económica y empresarial del país. Una economía diversificada, con distintas fuentes de crecimiento, será más fuerte que una divisa perteneciente a un país agrícola, o de servicios, más limitados al ciclo económico.
Déficit por balanza de pagos. Los déficit (es muy raro que haya superávit) por balanza de pagos, suelen obligar a los bancos centrales a bajar la moneda, para intentar reducir su deuda exterior, si decidimos invertir en una divisa de un país con una balanza de pagos muy desequilibrada, nos podemos encontrar con una devaluación de su divisa, y por tanto lo mejor sería operar en el lado corto, o comprar otra divisa frente a la de este país.
Geopolítica. El riesgo político, habitualmente asociado a la situación geográfica del país sobre el que especulemos con su divisa, no es un riego despreciable.
Hay países con un alto riesgo por muchos motivos, pero no debemos olvidar que el terrorismo internacional está creando muchas tensiones en distintas zonas del mundo, con guerras que se pueden enquistar durante mucho tiempo, deprimiendo las monedas de estos países. También puede ocurrir que un cambio político inesperado, haga que una moneda suba con una volatilidad impresionante, y que nos pueda provocar pérdidas o beneficios inesperados.
Lo que debemos tener en cuenta, es que la inversión en divisas, sobre todo divisas exóticas, tiene un componente de volatilidad alto, con una cantidad de factores amplia, y que debemos de contar con estos riesgos para tomar una decisión de inversión adecuada.