10 Pensamientos de Charlie Munger

Todo el mundo parece conocer a Warren Buffett, pero poca gente presta atención a su mano derecha Charlie Munger.
En ocasiones Warren Buffett ha comentado la gran compenetración existente entre los dos inversores, y que uno sirve de apoyo al otro en los momentos difíciles. También ha valorado muy positivamente que sus caracteres y sus conocimientos sean complementarios, lo que les ha convertido en un tanden de inversores realmente excepcionales, aunque las mayores alabanzas siempre se las ha llevado Buffett, probablemente no sería el inversor que es hoy, si Charlie Munger no hubiera estado a su lado.
En todos los años que llevan juntos, Charlie Munger también ha tenido tiempo de reflexionar, y regalarnos con algunos consejos de inversión y personales, de los que rescato estos veinte para ti:Charlie Munger

Los mejores consejos de Charlie Munger

Muchas de las sentencias, que nos pueden ofrecer los mejores inversores de toda la historia, son simplemente consejos para invertir bien que nos los podría ofrecer cualquier persona sensata, incluso nosotros mismos si nos paramos a reflexionar durante un momento, seríamos capaces de obtener las mismas enseñanzas, pero el problema es que vivimos en un mundo tan acelerado, que necesitamos que alguien nos guíe. Estos son algunos de los mejores consejos de Charlie Munger:
1. La vida nos golpea de forma terrible e injusta. Debemos utilizar estos golpes de forma constructiva
La vida a veces nos golpea de forma injusta, golpes terribles de los que es difícil recuperarse. No importa, algunas personas conseguirán recuperarse y otras no.
Cada oportunidad perdida en la vida, es una oportunidad para aprender algo, y no debemos sumergirnos en la auto compasión. Es una magnífica idea utilizar de forma constructiva los golpes que nos da la vida.
2. Si Vd. es perezoso y poco fiable, no importa lo bueno que seas
Si eres poco fiable, no importa las virtudes que puedas acumular. Tal vez en ocasiones has podido escuchar que hace más el que quiere, que el que puede. Pues eso es lo que nos viene a decir Charlie Munger. El que quiere puede hacer lo que se proponga, pero el perezoso, aunque sea un virtuoso es probable que no acabe destacando en ningún aspecto de su vida.
3. Hay una gran cantidad de estupidez por parte de los principales grupos filantrópicos
Para Charlie, ni siquiera el Banco Mundial actúa con sensatez, tiene mayor confianza en las empresas que en los organismos públicos. Las empresas tienen que dar explicaciones sobre su gestión, y sobre su gobierno, mientras que los organismos públicos no tienen esta obligación, por tanto es fácil caer en la desidia.
4. No gastar de mas
Si gastas más de lo que ingresas estás en un problema. Mozart lo descubrió en sus propias carnes, a pesar de ser un gran compositor y ganar mucho dinero, la mayor parte del tiempo vivía de forma miserable.
5. Mantenlo simple
Una de las mejores maneras de evitar los problemas, es mantener las cosas sencillas. Cuando lo complicamos, y sólo unos pocos altos ejecutivos de un departamento pueden entenderlo, el sistema muy a menudo estará fuera de control.
6. Los activos requieren un mayor escrutinio que los pasivos
Los pasivos en la mayor parte de las ocasiones están bien, son los activos los que te tienen que preocupar.
7. Una solución para todos no funciona
No hay soluciones únicas. Cada cultura es diferente, la cultura de la Clínica Mayo, es diferente a la cultura de un estudio de cine en Hollywood. Cada empresa es diferente, y por lo tanto no todas las soluciones valen para todas las empresas.
8. Una gran inversión requiere una gran demora en la gratificación
Gratificación diferida. Mucha gente no puede soportar el tener que esperar, y por tanto sus resultados como inversores son realmente pobres. Si no has recibido el gen de la gratificación diferida, vas a tener que trabajar muy duro para poder superarlo.
9. Quiero ser rico para ser independiente
Al igual que Warren, tuve una pasión considerable por hacerme rico, no porque quisiera un Ferrari, quería desesperadamente mi independencia.
10. La escuela no es un requisito previo
A día de hoy no he tomado un curso de química, economía, psicología o negocio. Thomas Jefferson aprendió leyendo, y no estuvo escolarizado.
Se puede salir adelante a través de la disciplina, el conocimiento y el dominio de sí mismo.
¿Que te parece la forma de pensar de Charlie Munger?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s